Este trabajo depende de todos nosotros

La construcción del nuevo santuario es una respuesta a la creciente devoción. El nuevo templo albergará más cómodamente los peregrinos que visitan Trindade (GO). Un punto de encuentro para todos los fieles que cada día dedican su vida a lo Divino Padre Eterno.

Desde su creación en 2012, la obra ha pasado por varias fases. Los primeros pasos se han completado y ahora es posible tener una idea de cómo será la nueva casa del Padre. Ahora, con la finalización de la construcción de grandes pilares cuadrados, los trabajadores participan en la fase de nivelación de suelo.

Nuestra misión como cristianos es ayudar con que esta obra de amor continúe avanzando. Vamos declarar juntos que, como devotos, somos trabajadores fieles del Padre Eterno.